24/4/17

La dieta mediterránea se asocia con una mejor función cognitiva [24-4-17]


La dieta mediterránea se asocia con una mejor función cognitiva

Al combinarla con aceite de oliva y frutos secos, como nueces, se observa un aumento significativo de la memoria en adultos.


Los beneficios asociados a la dieta mediterránea suman y siguen. Esta vez, de la mano de nuevos antecedentes derivados del proyecto español Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea) que, en un seguimiento hasta ahora de cuatro años, ha observado que esta dieta junto al consumo de aceite de oliva virgen y frutos secos, retrasan el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento en las personas.

La relación entre los hábitos alimentarios y las capacidades del cerebro estaría fuertemente mediada por el llamado estrés oxidativo, que es la incapacidad del organismo para eliminar toxinas. Por lo mismo, una dieta rica en productos antioxidantes jugaría un rol central en la prevención de enfermedades neurodegenerativas, como alzheimer y otras demencias asociadas al paso de los años.

En el trabajo coordinado por el doctor Emilio Ros, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínic de Barcelona, se examinó a un grupo de 447 voluntarios, con una edad promedio de 67 años, sanos, pero con alto riesgo cardiovascular.

A un tercio de ellos se asignó una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva extra virgen; a otro grupo la misma dieta, pero con una porción diaria de 30 gramos de frutos secos (nueces, almendras y avellanas), y un tercer grupo que siguió una dieta de control baja en grasa.

Tras cuatro años, se evaluó la función cognitiv a de los participantes con test neuropsicológicos y notaron una mejoría en los dos primeros grupos.

Según Ros -cuyo trabajo apareció publicado ayer en la revista JAMA Internal Medicine-, la dieta con frutos secos fue más eficaz para mejorar la memoria, mientras que la de aceite de oliva influyó de forma favorable en la cognición frontal (función ejecutiva).

"La clave de la dieta mediterránea es que contiene ingredientes como vegetales, legumbres, pescados, frutos secos y aceites monoinsaturados que brindan un efecto antiinflamatorio y antioxidante", explica la doctora Mónica Manrique, nutrióloga de la Clínica Alemana.

Lo anterior, "mejora sobre todo el estado de las membranas plasmáticas que rodean a las células, mejoran su calidad y flexibilidad, haciendo que su funcionamiento sea más óptimo a nivel de todos los sistemas", agrega.

Estos beneficios aparecen al incorporar la dieta mediterránea a cualquier edad, pero lo importante es mantener este hábito en forma permanente.

21/4/17

Propiedades de la zanahoria [21-4-17]


Propiedades de la zanahoria

Las zanahorias son ricas en carotenos, unos compuestos que el hígado trasforma en vitamina A. Entre estos destaca el beta -caróteno. Este componente, que aparece en frutas y verduras de color anaranjado y verde fuerte, como las coles, las patatas, las calabazas, los albaricoques y las espinacas o en frutos, como el mango, el pomelo o el melón, parece prevenir la aparición de ciertos cánceres, especialmente el de pulmón y el de boca o impedir el desarrollo de células cancerosas, haciendo que estos procesos no pasen de un estadio primitivo. Pero, ademas, se ha comprobado el poder antioxidante de este componente. Su ingestión nos protege contra la acción destructiva de los radicales libres, unos agentes producidos por causas externas, como la contaminación o por causas internas del propio organismo, que atacan nuestras células produciendo enfermedades degenerativas, como un prematuro envejecimiento, la mala salud arterial o el cáncer.

Entre todas las propiedades medicinales de los betacarotenos podríamos mencionar las siguientes: anticancerosos, antimutagénicos, antitumorales, inmunoestimulantes, anticoronarios, antiulcéricos, antifotofóbicos, antidegenerativos. Los carotenos poseen,pues, virtudes como las de proteger nuestras arterias o mantenernos jóvenes durante más tiempo. Su presencia en el cuerpo garantiza la buena salud de la visión, impidiendo la formación de las cataratas o la hipersensibilidad a la luz solar; el buen estado de la piel, de los dientes o de las encías. Su carencia puede manifestarse en una falta de visión - ceguera nocturna - , sequedad en la piel, acne juvenil o una mayor facilidad para las infecciones. Protegen nuestro estómago, impidiendo la formación de úlceras o nos ayudan a mantenernos más jóvenes durante más tiempo.

Sin embargo, a pesar de todas sus bondades, estudios realizados en fumadores que tomaban suplementos de beta -carotenos demostraron como la incidencia de cáncer de pulmón era mayor en ellos que en fumadores que no tomaban este componente. Todo indujo a los médicos a desaconsejar su ingesta por otro procedimiento que no fuera a través de los alimentos. No resulta prudente tomar este componente aislado o en combinación con otros suplementos vitamínicos hasta que se realicen estudios más concluyentes sobre el tema. Una solución natural consiste en una buena dieta de estos productos que solamente puede producir efectos beneficiosos. Si que es cierto que el consumo de alimentos que contienen betacarotenos conlleva a una pigmentación amarillenta de la piel, especialmente en la palma de la mano, que disminuye a medida que dejamos de comer estos alimentos en cantidad.

El consumo habitual de esta hortaliza puede ayudar a impedir o disminuir la toxicidad de las intoxicaciones alimentarias causadas por listeriosis. Similarmente, se utiliza el zumo de zanahoria para eliminar las lombrices intestinales. Consumir habitualmente este zumo ayuda a mantener el intestino libre de estos parásitos.

Las zanahorias son laxantes por lo que resultan útiles para evitar o solucionar el estreñimiento. Se ha comprobado como su ingestión favorece una buena regulación intestinal, previniendo la aparición del cáncer de colon. Al mismo tiempo, por su riqueza en pectinas, constituye un buen remedio para combatir la diarrea, resultando muy interesante en los casos de diarrea infantil. Además de carotenos, contienen mucha vitamina C y hierro por lo que resultan muy adecuadas para la salud infantil. Son muy aconsejables los biberones realizados con zanahorias hervidas durante 90 minutos, bien trituradas y pasadas por el colador. Resultan muy digeribles y ayudan al buen estado del aparato digestivo, así como a favorecer la formación de los glóbulos rojos, previniendo la anemia.

Comer zanahorias nos ayudará a disminuir el colesterol y prevenir la arteriosclerosis. Es un elemento alcalinizante, que ayuda a depurar la sangre. También constituyen un buen recurso, en caso de poseer gusanos intestinales. Se puede comer media taza de zanahoria rallada en ayunas y dejar una hora y media el estómago vacío para que esta se digiera bien. Realizar este tratamiento durante 4 o 5 días puede eliminar los molestos parásitos.

Exteriormente puede utilizarse para curar los problemas de la piel, como eczemas, heridas o quemaduras, includidas las producisolares. Es muy útil para paliar la acción destructiva de los rayos ultravioletas, motivo por el cual forma parte en la composición de muchos filtros solares. Una mascarilla de pulpa de zanahoria durante media hora favorece ademas la tersura de la piel, eliminando las arrugas o evitando que aparezcan.

Para aprovecharnos de su riqueza en vitaminas y minerales es conveniente comerlas crudas en ensaladas, mezcladas con otras frutas o verduras, aunque se ha comprobado que una ligera cocción incrementa su contenido en beta - caroteno. Con estómagos más delicados puede tomarse en forma de zumos, incluso mezclada con otras frutas, rayada o cocida junto a otras verduras o en purés con algo de aceite de oliva. Tenemos que tener en cuenta que los betacarotenos se oxidan en contacto con la luz, por lo que deberemos consumir estos alimentos lo más frescos posibles. En caso de pelarlos o rallarlos, deberán comerse con prontitud.

La zanahoria cruda, rayada y con un poquito de limón, resulta muy adecuada como entrante en las comidas para abrir el apetito, por lo que puede utilizarse en trastornos alimentarios, como la anorexia.

20/4/17

¿Qué son los carbohidratos y para qué sirven? [20-4-17]


¿Qué son los carbohidratos y para qué sirven?

Los carbohidratos, hidratos de carbono o azúcares son compuestos por carbono, hidrógeno y oxígeno, de ahí su nombre.

Existen dos tipos de carbohidratos: simples y complejos, los primeros son compuestos de una o dos moléculas y saben más dulces ya que por su tamaño pueden empezarse a digerir desde la saliva, estos se encuentran en alimentos como azúcar de mesa, mieles, jaleas, chocolate y mermeladas así como en frutas y verduras.

Los carbohidratos o azúcares simples nos dan energía más rápidamente pero su consumo debe ser moderado, ya que de lo contrario se caería fácilmente en un exceso de energía que podría provocar aumento de peso.

Los carbohidratos de tipo complejo, son cadenas más largas de moléculas, debido a esto su sabor no es dulce ya que se no se digieren desde la boca, estos se encuentran en alimentos como pan, arroz, Papa, elote, camote, pasta, tortillas y todos los derivados de los granos. Estos, deben de ser el 60% del consumo diario en un plan de alimentación sano, independientemente que esta sea reductivo, para un deportista, una persona diabética o una mujer lactante.

Lo anterior, no significa que necesitamos consumir pan o pasta en gran cantidad, esta debe de ser prescrita según las características y necesidades de cada individuo, es decir, con base en su altura, peso, sexo, edad y actividad física.

En el caso de un deportista, se puede jugar con esta proporción incrementando de un 60% a un 70-80% del total de la dieta sobre todo en etapas previas, y posteriores de la competencia, de esta forma se garantiza obtener un adecuado almacén de glucógeno (cadenas de glucosa almacenadas en hígado y músculo) y poder llegar a un máximo desempeño.
 

19/4/17

Veganos y deporte, ¿mala combinación?




Veganos y deporte, ¿mala combinación?

Algunos por cuestiones de conciencia y para evitar el maltrato animal. Otros porque creen que se trata de una forma más saludable de vida. Lo cierto es que ser vegano está de moda. La pregunta entonces es: ¿cómo influye una dieta de ese estilo a la hora de llevar adelante actividad física?

elobservador.com.uy.-Daniel Ríos

Las consultas se multiplican, según confirmó la licenciada en nutrición Paola Michelotti, del departamento nutricional de los gimnasios Aerobic. La gente pregunta por los pros y los contras de una alimentación vegetariana/vegana, con la cual la especialista está de acuerdo. "Una alimentación vegana adecuadamente balanceada, por lo general, supone un mayor aporte de fibra, vitaminas y minerales, y un menor aporte de grasas saturadas y colesterol. Es por este motivo que la alimentación vegana contribuye a mejorar el tránsito intestinal y prevenir el desarrollo de colesterol alto y enfermedades cardíacas". Vale aclarar también que, aunque la calidad de las proteínas de origen vegetal es inferior a la de origen animal, una persona vegana puede llevar una vida saludable si logra una alimentación balanceada.

Hasta aquí todo muy bien, pero la pregunta permanece: si nos volcamos a una actividad física de media para arriba, ¿la dieta vegana puede ser una limitante? Al parecer, todo depende. "La dieta vegana puede ser una limitante para personas que entrenan con el objetivo de aumentar su masa muscular, ya que para dichos casos se indican dietas altas en proteínas que son difíciles de alcanzar con un régimen vegano. Para la población general, que entrena dos o tres veces a la semana con el objetivo de mantenerse o bajar de peso, la dieta vegana no es una limitante", señala Michelotti.

En un artículo publicado en BBC en 2014, se da cuenta del testimonio del doctor Norman Macmillan, atleta aficionado y autor del libro Nutrición deportiva. MacMillan explica que "los atletas vegetarianos estrictos son el grupo de más riesgo y deben optimizar sus conocimientos acerca de nutrición". Agregó que a la mayoría de las proteínas de origen vegetal les falta al menos uno de los aminoácidos esenciales. "Al asociar alimentos vegetales como por ejemplo un cereal con legumbre (arroz + lenteja, arroz + soja) se puede obtener una combinación de aminoácidos de tanta calidad como un producto animal", señala el doctor.


Sin restricciones


Lourdes González es profesora de educación física y además pertenece a la Unión Vegana y Vegetariana del Uruguay, reúne experiencia y conocimiento para hablar de la materia. "Los beneficios de una dieta vegana son cada vez más reconocidos, gracias a los resultados que brindan los deportistas de alto rendimiento que adoptan esta alimentación, quienes aseguran que no solo mejoran su rendimiento, sino que superan a sus rivales omnívoros", señala Lourdes y pone como ejemplo a Scott Jurek, triple ganador del Spartathlon. También afirma que se está demostrando que la dieta vegana produce una recuperación del esfuerzo físico en menor tiempo, debido a que el proceso de digestión requiere menos energía y esa energía que no se utiliza se canaliza en la recuperación de las fibras musculares. Además, se perciben mejoras en la resistencia y en el estado de salud general.

Con respecto a la dieta en sí misma, señala: "Contrario a la creencia popular, los veganos no somos comedores de guarniciones. La cocina vegana permite explorar un sinfín de variedades, gustos, ingredientes y texturas desconocidas por la cultura popular. Las posibilidades y opciones abundan. Por tanto, no existen restricciones culinarias dentro del hogar". Sin embargo, al salir a comer afuera, las cosas se complican un poco. Aunque en Montevideo y el este del país la oferta ha crecido, en otros lugares la realidad es distinta. "El veganismo no genera limitantes y se puede llevar adelante sin inconvenientes. Recordemos que las enfermedades más graves y comunes son por exceso y no por carencia. Es sano, rico, ético, amoroso, compasivo". La falta de información o la negación a adquirirla, los mitos y las leyendas alrededor de la palabra "vegano" son quizá algunos de los desafíos a superar por quienes quieren adoptar esta filosofía de vida.


Más allá de las proteínas


Le preguntamos a la profesora sobre uno de los cuestionamientos más grandes que reciben las dietas carentes de carnes: la baja ingesta de proteínas. En sus palabras: "La proteína vegetal, como la de nueces, maní, almendras, seitán, quinoa, amaranto, garbanzos o tofu, aporta hasta el 25% de su peso en proteína, la que puede tener más de 70% de absorción y más del 85% de digestibilidad. Una persona promedio no necesita suplementar su consumo de proteína si mantiene una dieta balanceada". Sin embargo, subrayó: "Muchas veces los requerimientos para un atleta de elite son grandes, según el período de entrenamiento o competencia en el que se encuentre y, como todas las dietas especiales, deben ser debidamente planificadas en calidad, cantidad y frecuencia de consumo".

Lourdes no solamente defiende su forma de alimentarse desde el punto de vista nutricional, sino también como una forma de relacionarse con otros seres vivos. "La alimentación vegetariana o la vida vegana aleja de nuestras casas y de nuestros platos la abominación de las muertes, las torturas y las mutilaciones. Es una alimentación basada en la paz y el respeto, donde no sientes privación, sientes ganancia, agradecimiento y celebración por la vida. Sin ánimos de ofender o desacreditar un sentir personal, cada uno puede elegir si quiere que su heladera sea un jardín de colores o una especie de cementerio. Por más controversial que resulte esta comparación, en el plano mental, un vegano posiblemente lleve el valor de la vida a un plano diferente".


Sí, se puede

Fiona Oakes es un ejemplo de que se puede. Vegana desde los 6 años, tiene un récord del cual pocos pueden presumir: completó siete maratones en siete días. Como si estos fueran pocos pergaminos, también ganó la maratón del Polo Norte en 2013, con temperaturas de -28 ºC y compitió en la ultramaratón de Des Sables en 2012, que transcurre a lo largo de 247 kilómetros por el desierto del Sahara en seis días y con temperaturas que llegan a los 50 °C. Para obtener las proteínas de fuentes naturales dice que come muchas nueces, pasta de arroz, vegetales y comida fresca.

15/4/17

Cinco mitos de la nutrición en el deporte

Cinco mitos de la nutrición en el deporte

Una pregunta que suele repetirse entre los deportistas es si existe la dieta perfecta para el ejercicio

elobservador.com.uy

Hoy por hoy existen infinidad de artículos especializados y bibliografía al respecto. Pero sucede que muchos de ellos en lugar de aclarar la duda la potencian al proporcionar informaciones contradictorias.

Javier Guerrero, nutricionista responsable de la planificación nutricional del Instituto de Nutrición Deportiva, IND en España señala: "La verdad es que hay muchísimos mitos porque hay muchísimas tendencias. Uno de los principales problemas es que la gente no entiende cómo funciona su cuerpo", y agrega: "el deportista identifica los alimentos buenos y los malos, pero como no conoce las necesidades de su cuerpo no sabe qué consumir antes, durante y después del ejercicio".

Por ello, Guerrero explica los cinco mitos más comunes sobre la nutrición en el deporte.

1. Existe una dieta perfecta: respecto a esto Guerrero aclara: "En la parte de la nutrición se trata de buscar la receta milagrosa, el nutriente milagroso o el suplemento milagroso que nos haga mejorar el rendimiento, pero lo que necesita el deportista es conocerse mucho más para entender qué alimentos le funcionan mejor en cada momento y en cada situación".

Esto puede depender, además, de la cantidad de entrenamiento y del tipo de ejercicio que se realiza.

2. Se deben consumir proteínas luego del ejercicio: a pesar de que muchos pueden pensar que es así, no es una práctica que se recomiende, más allá de las necesidades proteicas de cada individuo: "Las células del cuerpo tienen una mayor capacidad de asimilar nutrientes post ejercicio, pero la recomendación es que se debe suplementar durante todo el día un aporte de proteínas controlado y sostenido", dijo el nutricionista. Asimismo, aclaró que los individuos presentan distintos niveles de tolerancia a las proteínas, lo cual depende no solo del aspecto genético sino también del tipo de ejercicio y su intensidad.

3. La dieta debe ser rica en pasta y otros carbohidratos:
varias investigaciones comprueban que el consumo aumentado de carbohidratos no tiene efecto en el rendimiento cuando el entrenamiento dura menos de 90 minutos. Esto es debido a que en las sesiones de ejercicio cortas y de poca intensidad los niveles de glucógeno muscular no se agotan totalmente. En sesiones mayores a los 90 minutos este glucógeno se consume totalmente y allí sí serán útiles los carbohidratos.

4. Cualquier bebida energética sirve: existen muchas diferencias entre estos productos que hacen que sean más o menos efectivos para determinado deporte o individuo. Lo cierto es que el único líquido realmente necesario para quienes practican deporte en forma moderada es el agua. "La etiqueta nutricional permite identificar qué es lo que contienen cada bebida y saber pará que es mejor. Algunas tienen más hidrato de carbono, otras con más proteínas, otras con más vitaminas o minerales", destacó Guerrero.

5. Se puede comer de todo:
sobre este punto el nutricionista aclara que existe mucha desinformación respecto al tema de la nutrición, lo que lleva a que aparezcan mitos. Lo cierto es que "al final es el propio deportista el que tiene que saber cómo funciona su cuerpo. No hay alimentos milagrosos que te van hacer mejorar el rendimiento ni adelgazar, sino que hay buenos hábitos y malos hábitos", concluyó.

9/4/17

Comer ensaladas aumenta los niveles de ciertos nutrientes claves [9-4-17]


Comer ensaladas aumenta los niveles de ciertos nutrientes claves

Las personas que comen una gran cantidad de ensaladas, o vegetales crudos en general, tienen niveles más altos de varios nutrientes importantes, indicó un estudio realizado entre adultos en Estados Unidos.
Investigadores hallaron que aun una porción de vegetales crudos por día hacía que la gente estuviera más cerca de ingerir las cantidades recomendadas de vitaminas A, E, B6 y ácido fólico.

A medida que aumentaba el consumo de ensaladas y vegetales crudos, también lo hacían los niveles de vitaminas C y E, ácido fólico y varios carotenoides, que son antioxidantes que le dan el color amarillo, naranja y rojo a las frutas y los vegetales.

Pero son pocos los estadounidenses que comen vegetales crudos con regularidad, afirmó el estudio dirigido por el doctor L. Joseph Su, del Centro de Ciencias de la Salud de la Louisiana State University en Nueva Orleans.

De los casi 18.000 adultos encuestados, sólo entre el 18 y el 38 por ciento dijo que comía ensaladas. Esto era más frecuente entre las mujeres blancas menores de 45 años Los adultos mayores afroamericanos eran los que menos comían estos alimentos.

En general, los adultos negros de todas las edades eran menos propensos a comer ensaladas y otros vegetales crudos que sus pares blancos, informó Su y su colega, la doctora Lenore Arab, en Journal of the American Dietetic Association.

El consumo de vegetales especialmente bajo entre los afroamericanos es "alarmante", escribieron los investigadores.

Los resultados surgen de una encuesta federal sobre salud y nutrición realizada a 17.688 adultos en Estados Unidos. Los participantes respondieron sobre su alimentación en las últimas 24 horas y se les realizaron análisis clínicos para medir los niveles de nutrientes en sangre.

En general, los consumidores de ensaladas y vegetales tenían niveles más altos de distintos nutrientes en la sangre: en promedio, un 15 por ciento más altos que las personas con una dieta sin vegetales crudos. Eran, además, dos a tres veces más propensos a ingerir la cantidad diaria de vitamina C.

La "dosis" de ensaladas no debía ser muy grande para que las personas pudieran cubrir los requerimientos diarios de varios nutrientes. Hasta una ensalada diaria hacía la diferencia, comentó Arab, profesora de epidemiología de University of California en Los Angeles.

"La ensalada es una forma colorida y creativa de obtener nutrientes escasos en la dieta estadounidense", dijo a Reuters Health la docente.

Arab explicó qué significa una ensalada saludable. El color es clave; hojas verdes mezcladas con vegetales rojos y amarillos superan a la lechuga iceberg y los "croutons".

"No estamos hablando de ensaladas de pasta o de papas", agregó Arab.

Los resultados también deberían ayudar a aclarar toda duda sobre la capacidad del organismo de absorber ciertos nutrientes de los vegetales crudos. Las vitaminas solubles en agua, como la C y muchas B, son sensibles al calor y es mejor obtenerlas a través de los vegetales crudos, explicó Arab.

Pero otros nutrientes, incluidos los carotenoides, tienden a absorberse mejor de los vegetales cocidos.

No obstante, un poco de grasa ayuda al organismo a absorber una mayor cantidad de esos nutrientes.

Y en este estudio, los aderezos de las ensaladas aparecieron relacionados con mayores niveles de nutrientes en la sangre, lo que, para los autores, sugiere que los aceites en varios aderezos facilitaron la absorción de algunos nutrientes.

8/4/17

¿Trabajas de noche? Recomendaciones de nutrición y estilo de vida


¿Trabajas de noche? Recomendaciones de nutrición y estilo de vida

Las personas que trabajan entre las diez de la noche y las seis de la mañana suelen sufrir diversos problemas tanto físicos como psicológicos.

Encontrar el tiempo y los recursos correctos para bajar de peso puede ser un reto, especialmente si no tienes un horario fijo de trabajo.

Las personas que trabajan por la noche y duermen durante el día pueden encontrarse en una situación de desventaja frente a los demás, si la meta es bajar de peso y estar saludable, definitivamente los consejos de dieta correctos son necesarios.

Aquí te presentamos cinco consejos de la dieta que puedes aplicarlas para bajar de peso, incluso si trabajas por las noches.

Duerme las horas necesarias,
como mínimo, seis horas diarias, con independencia del turno que realice. Si no es bastante para que te sientas bien, deberás incrementar el número de horas. Además de dormir, también te sentirás mejor si descansas lo suficiente, porque de esta forma se recupera el desgaste físico y se alivia la fatiga.

Prepara el dormitorio para que tenga las condiciones adecuadas de luz, temperatura y aislamiento acústico que faciliten conciliar el sueño. Siempre que sea posible procura que tu dormitorio esté situado en el lugar más tranquilo de la casa. Puedes utilizar tapones para los oídos para minimizar los ruidos que no puedas evitar.

Establece un horario regular para dormir, precedido de acciones rutinarias, como lavarse los dientes, ducharse con agua caliente, leer un rato. Esto sirve para que el cerebro asocie estas actividades con el momento de dormir.

Prueba con distintos horarios si le resulta difícil dormirse.
Si no consigues dormir suficientes horas seguidas, inténtalo fraccionando el descanso y echando una siesta antes de entrar a trabajar, por ejemplo. En este caso debes asegurarse de que estás suficientemente alerta para comenzar la jornada laboral, ya que una breve siesta, cuando no se ha dormido lo suficiente, puede hacer que te sientas somnoliento.

No es bueno acostarse con hambre, es mejor que comas algo antes, pero debe ser ligero porque una digestión pesada puede dificultar conciliar el sueño. Tampoco bebas alcohol porque, aunque en principio provoca somnolencia, después causa despertar precoz y le impedirá dormir lo suficiente.

Las personas que convivan en la misma casa deben respetar al máximo tus horas de sueño, y no realizar actividades ruidosas, como pasar la aspiradora, poner la lavadora o escuchar la televisión o la radio a un volumen que perturbe tu descanso.

Aprende métodos de relajación
que te ayuden a desconectar del trabajo antes de meterte en la cama.

Practica algún deporte
o, por lo menos, realiza una actividad física entre moderada e intensa de forma regular. Esto te ayudará a mantener tu salud y a dormir mejor.

Organiza tu calendario de manera que puedas dedicar tiempo a tu familia y amigos sin que te resulte agotador. Una jornada laboral que no coincide con la del resto de personas del entorno, puede provocar aislamiento social, originar trastornos emocionales y ser motivo de divorcio, entre otros problemas.

Limita el consumo de cafeína y otros estimulantes. Aunque durante tu jornada laboral puedan resultar de ayuda para mantener la concentración, su efecto puede prolongarse e interferir con tu descanso.

Procura mantenerte bien hidratado durante el turno de trabajo, bebiendo agua con regularidad. Si tienes hambre, toma algo ligero (fruta, un yogur, cereales, un puñado de frutos secos) y evita ciertos alimentos como las patatas fritas, los bocadillos de embutidos grasos y los dulces, que podrían hacerte ganar peso y afectar a tu salud, al elevar los niveles de colesterol.
 

2/4/17

¿Alguna vez pensaste en los arándanos como un alimento necesario para tu dieta habitual?

¿Alguna vez pensaste en los arándanos como un alimento necesario para tu dieta habitual?

Según la estandarización de Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, se resume al valor nutricional del arándano entre bajo y libre de grasas y sodio, además de libre de colesterol y rico en fibras, refrescante, tónico, astringente, diurético y con aporte de vitamina C. Por lo tanto, son varias las razones por las que se debe consumir esta fruta en forma asidua.


lr21.com.uy

Se trata de una opción ideal para cualquier época del año que aporta alrededor de 46 kilocalorías cada 100 gramos de este alimento, por lo cual también es aconsejable su inclusión en los planes dietarios dirigidos al control de peso.

La lista de beneficios también indica que esta pequeña fruta tiene la capacidad de proteger y fortalecer las paredes de los capilares; en tanto, es útil en el tratamiento de varices y hemorroides, al igual que en la prevención de problemas de la vista. Por su contenido en ácido gálico e hidroquinonas, también presenta cualidades astringentes, son muy ricos en componentes antiespasmódicos y contienen más de 30 principios antiinflamatorios. Otra de las grandes ventajas es que cuenta con propiedades bacteriostáticas, las cuales son capaces de detener el crecimiento de las bacterias.

Entre sus beneficios sobresalen los siguientes:

  • Gran capacidad antioxidante: El pigmento que le da el color azul se llama antocianina: interviene en el metabolismo celular humano disminuyendo la acción de los radicales libres que están asociados al envejecimiento, cáncer, enfermedades cardíacas y Alzheimer.
  • Infecciones urinarias: el jugo de arándano posee propiedades antibacterianas que la hacen muy adecuada en la prevención de la cistitis. El componente principal es el ácido hipúrico que aumenta la acidez de la orina y no deja que se desarrollen las bacterias en este medio.
  • Cálculos renales: el jugo de esta fruta acidifica la orina ayudando a expulsar los oxalatos de calcio, por lo que previene la formación de litiasis renal -es decir, piedras- y contribuye con la disolución de las arenillas.
  • Incontinencia urinaria: sus propiedades astringentes se emplean en el tratamiento de la enuresis -incontinencia urinaria-, y facilita la contención de la orina.
  • Lesiones oculares: los arándanos son ricos en flavonoides antocianinas -pigmentos que se encuentran en los frutos- lo que les confiere una función antioxidante y ayudan a reparar las lesiones que se producen en el interior de los ojos ante la acción de los radicales libres.
  • Circulación sanguínea: posee propiedades vasodilatadoras, antiagregantes, antihemorrágicas y fortalecedoras de los capilares. Se recomienda para el tratamiento de enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio, tales como arteriosclerosis, varices y flebitis.

SUAT te propone sumar este alimento a la alimentación cotidiana de toda la familia y te recuerda que siempre debes recibir asistencia por parte de un especialista para confeccionar la dieta.

Suscripcion por mail